0

Se repartieron los puntos a cuatro segundos del final

Llegó la esperada cita del DERBI el pasado sábado en la pista alcobenDense del José Caballero con los locales obligados a seguir sumando puntos dentro de los puestos de ascenso y por su parte los ripenses ya sin ninguna posibilidad en la permanencia.

De inicio los Lobos, Juan Iglesias, Alex Roca,Lucas Escary, Armando Sánchez y JM Guasch.

Del otro lado la apuesta fue por Álvaro Martínez,Marcos López,Arnau Ribas,Aleix Vera y I. Larios.

Arbitraron el encuentro los colegiados Quim Navales y Oriol Escobar.

Los Primeros minutos sin opciones en ningún lado de la pista con un

ritmo y perfil bajo con el que comenzaron creando alguna ocasión de peligro los locales. Parecían todavía no haber entrado de lleno en el partido cuando se adelantó Alcobendas aprovechando un despiste defensivo tras una falta previa y que sirvió a Álvaro Martínez para colocar la bola al segundo palo marcando el reloj 19 minutos.

A partir de ese momento empezó a subir la intensidad y Rey fue el primero en mover el banquillo.

Siete minutos tardó el Rivas en lograr el empate del palo del granadino Armando Sánchez a pase de Alex Roca, minutos  de partido que se combinaron con la buena actuación de Guasch bajo los palos en lo que fue la tendencia de toda la primera parte en la que defendió la portería ripense.

El empate mostró en pista a los dos equipos igualados en presión aunque Rivas daba muestra de un juego quizá más ordenado buscando la jugada con la que gestar gol. Alcobendas se mostraba más nervioso, ansioso y sin iniciativa, a fin de cuentas era quien de verdad se jugaba algo. Lo intentaron los locales tirando desde fuera buscando la oportunidad ante un Rivas que parecía más creativo y resolutivo.

Próximos al descanso Alcobendas apretó buscando la ventaja y creo más de una ocasión de peligro pero sin concretar y algunas frustradas por Guaso el portero ripense. El resultado un marcador invariable con empate 1-1 al final de la primera parte.

En el segundo tiempo Cortijo apostó por la titularidad en la portería ofreciendo una vez más a Adrià Hernández la oportunidad de un segundo tiempo con grandes paradas y donde el portero catalán tuvo que solventar el aumento del ritmo y la intensidad vertical de los locales,nada que ver con el primer tiempo aunque seguían combinando con demasiada ansiedad.

Apenas transcurridos cuatro minutos tuvo el argentino Lucas Escary la oportunidad de hacer mayor la ventaja con el directo por la décima falta alcobenense pero se quedó en el intento… aguantó y se adelantó Larios y evitó el gol.

Mejorada la versión de los locales aún así de nuevo Armando marcó,a quince del final,el que fue el segundo para Lobos tras levantar y picar una bola de una jugada venida de detrás de portería.

Pudo haber sido mayor la ventaja para Rivas con lo que fue un gol cantado y celebrado en la grada de una jugada entre Roca y el juvenil Darío Barneto y que el árbitro no subió al marcador aunque pareció con claridad que Larios tuvo que sacar la bola desde dentro de la red.

se sumaban los minutos y Alcobendas lo intentaba de todas las maneras sin resultado sumando largueros al tiempo que faltas,ante un Rivas que sin presión añadida se iba imponiendo y al que acompañaba una portería segura que frustró más de una clara oportunidad de la locales.

Los últimos minutos del partido como protagonista la bola parada…la décima de los Lobos que el asturiano Pérez no logró transformar en gol, la oportunidad de un directo por azul al entrenador del Alcobendas que Barneto tampoco convirtió en gol, ni la quinta del segundo ciclo alcobenense cuyo directo ejecutó Armando buscando la tripleta pero que no movió el marcador 1-2.

De obligado cumplimiento el final del partido de infarto donde la inferioridad numérica durante los dos minutos de la tarjeta a Rey estuvo muy bien gestionada por Alcobendas y que en los dos últimos minutos del encuentro trataron de resolver a la desesperada con cinco jugadores y la portería sin custodiar en la que falló Roca y donde el protagonismo del derbi recayó sin duda en Arnau Ribas que convirtió un tiro exterior en el gol del empate a cuatro segundos de la bocina.

Se repartieron los puntos entre ambos, quedó buena imagen de Rivas en el que fue uno de sus mejores partidos (lástima ya tan tarde) y para Alcobendas la posibilidad de estar entre los tres primeros y seguir soñando con la okliga gracias al resultado obtenido por sus rivales directos en este momento de la competición como el también empate entre Taradell y Mataró.