0

Recomendaciones delante de una pandemia

Seguidamente adjuntamos un artículo de psicología deportiva con referencia a las pautas aconsejadas a tener en cuenta, publicadas por la (Psicóloga del Deporte) Sra. María del Carmen Molés.

La suspensión o aplazamiento de las competiciones así como el cierre de centros deportivos y la prohibición de realizar deporte al aire libre, ha supuesto para los/as deportistas un cambio drástico en su estilo de vida. Tanto los profesionales, como aquellas personas que practican deporte por ocio y calidad de vida, sienten la necesidad de seguir haciendo ejercicio pero, en algunas ocasiones, el espacio y los recursos de los que disponen durante el confinamiento, no son los más adecuados para realizar lo que hasta el 13 de marzo estaban acostumbrados a llevar a cabo. “Hemos creado las siguientes pautas para que sirvan de ayuda en el día a día de todos los deportistas, porque aunque las condiciones sean diferentes, es necesario seguir entrenado en nuestras casas priorizando nuestra salud, la de las familias, y la de la población, evitando contagios y así combatir esta pandemia que nos afecta a todos”, afirma Mª Carmen Molés, psicóloga del Deporte y vocal de la Junta de Gobierno del COPCV.

Vamos a pensar qué podemos hacer entre todos/as:

1. Aceptar la situación. Esto implica darnos cuenta de lo depende de nosotros y está a nuestro alcance y de lo que depende de otras circunstancias que se escapan a nuestro control. Depende de mí seguir creyendo en los valores que el deporte me ha enseñado: solidaridad, compromiso, paciencia, convivencia, respeto y apoyo.

2. Vivir ‘aquí y ahora’. Si atiendo a mis pensamientos y me doy cuenta que los centro en las competiciones y entrenamientos, solo me servirá para generar angustia y encontrarme mal. Es importante centrarme en lo que ocurre día a día.

3. Crear un espacio para entrenar, que sea cómodo, que separe mi zona de ocio de mi zona de entrenamiento, que se adapte a mis necesidades como deportista lo más realista posible, que entre la luz natural, y dejar fuera las cosas que me molestan para seguir mi entrenamiento.

4. Crea un horario de entrenamiento. Continuar con una rutina te dará la sensación de mayor profesionalidad y cercanía al entrenamiento real, siendo más productivo y evitando caer en el sedentarismo.

5. Vístete para ir a entrenar. Aunque resulte curioso ponernos nuestra ropa habitual de entrenamiento nos ayudara a sentirnos más cómodos y servirá para diferenciar nuestra vida privada de la deportiva.

6. Establece tareas y objetivos diarios y semanales, recuerda que haces y para qué lo haces. Esto mantendrá tu nivel de motivación. Escríbelo y marca tus prioridades.

7. Mantén el contacto con tus compañeros de entrenamiento, realiza videollamadas, chats, maneras de comunicaros para que podáis compartir las experiencias que estáis teniendo en esta situación. En casa y acompañado.

8. Acuérdate del entrenamiento invisible: todo aquello que ahora puedo cuidar con más tranquilidad: la dieta saludable, las horas de sueño, la higiene, el cuidado del material deportivo, la hidratación, la higiene bucal, y la postura, es una forma de entrenar que te hará sentir bien.

9. Anota de manera periódica los progresos que haces. Esto permite ver cómo avanzas y cómo sigue manteniendo la forma física.

10. Si ya has trabajado con un psicólogo/a del deporte, recuerda realizar todo lo que aprendiste:relajación, técnicas de visualización, tiempo para ver los videos en los que compites, entrenas y puedes mejorar. Acuérdate de cuidarte, dedica tiempo a ver tu deporte favorito, a retar a alguno de tus amigos, a mostrar su mejor sonrisa y sobre todo valora que lo que haces es importante.

Archivos adjuntos

admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *